La Candidatura Ciudadana señala las primarias abiertas y el código ético como  claves para movilizar e ilusionar a sectores de la población abstencionista y luchar contra la amenaza de involución que supone la alianza de la derecha   

La Candidatura Ciudadana Aranzadi-Pamplona en Común llama por sexta vez a Podemos, IU, Batzarre y Equo a trabajar por una confluencia abierta a la participación ciudadana, con un proceso de primarias conjunto y que integre a los sectores de población que no están englobados en las órbitas de los partidos. La candidatura considera que esta es la única fórmula que animará a la participación de los sectores abstencionistas, frente a la amenaza de involución de derechos y libertades que representa el pacto entre UPN, PP y Ciudadanos.  

Aranzadi propone avanzar en la confluencia de las cinco fuerzas políticas y la participación ciudadana por medio de pasos concretos y firmes. Plantea la fórmula de primarias abiertas a las que se pueda presentar cualquier ciudadana o ciudadano interesado en trabajar en el Ayuntamiento de Pamplona, durante el ciclo político que se abre el próximo 26 de mayo.

Primarias y código ético conjunto

La candidatura avanza su calendario de primarias, y confirma que está dispuesta a adaptarlo para que sea el calendario de las primarias de la confluencia. Prevé abrir el plazo de votaciones a partir del próximo 30 de marzo hasta el 4 de abril. Tras seis días de votaciones, el 30 de abril habrá un debate entre las personas candidatas presentadas, y el 6 de abril se prevé conocer las personas finalmente elegidas en las primarias.

El código ético conjunto es otra de las señas de identidad que Aranzadi plantea trabajar en los próximos días, para profundizar en la confluencia durante los próximos encuentros a los que convoca a Podemos, IU, Batzarre y Equo. Aranzadi, tal y como ha venido haciendo desde hace aproximadamente un año, insiste en que hay que hacerlo sin poner condiciones porque, tal y como exigió el 15M, es hora de dar voz a la ciudadanía y de dejar a un lado las lógicas partidistas y de reparto de sillones.